10 febrero 2013

Deja que te salve la vida.

Para muchos la música es sólo eso, música. Algo que carece de sentido y que está ahí porque ha estado siempre. Pero para otros, entre los que yo me incluyo, la música salva vidas. Una letra que te haga sentir hermosa -olvidándote de esos mil y un defectos que tienes- una letra que refleje a la perfección tu estado de ánimo en ese preciso instante.
Una nota grave de piano justo cuando estás a punto de caer, una nota aguda cuando no puedes contener toda la felicidad que sientes dentro de ti. Al fin y al cabo, nuestra vida se basa en la música. Esa canción que amamos con locura, ésa otra que odiamos pero que no somos capaces de dejar de tararear, aquélla que nos hace reír y bailar y, por supuesto, la que nos recuerda que debemos mantenernos con vida, que nuestra vida tiene sentido en sí misma y que no dependemos de nadie, sólo de nosotros mismos.
Si algún día, alguien me pide que le cuente la historia de mi vida, le entregaré un disco con esas canciones que narran mi propia vida mejor de lo que mis palabras podrían hacerlo.

Y si la música salva vidas, ¿por qué ellos no iban a poder salvar la mía?
Una melodía acompasada, una letra motivadora y un cantante auténtico.

2 comentarios:

  1. A veces hay que ser conscientes de que tenemos que salvarnos nosotros mismos y no depender tanto de algo (tan maravilloso) como la música.
    http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que dependo en gran medida de la música.

      Eliminar