26 noviembre 2011

Mantener los pies sobre la tierra.

Todos hablan de tocar el cielo.
Unos dicen que están en él, otros que a tres metros sobre él y otros, que lo pueden llegar a tocar con un dedo. Yo, sinceramente, prefiero mantener los pies sobre la tierra. No es miedo a volar, es miedo a la caída. Ya que cuánto más alto te sientes, más duro es el golpe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario